Un último cuento y a dormir #releasethesnydercut

En el principio fue el verbo. Y de esa manera pudimos disfrutar de historias al calor del fuego, toda vez que el ser humano se encontró con la chispa de la vida que fue la simiente de tantas cosas. Un fuego donde la familia podía reunirse a contarse cosas que mediante metáforas transformaban lo visible a sus ojos, mediante percepciones deformadas por su conocimiento del medio, del paisaje y del paisanaje, de lo que eran y lo que le rodeaban. Y, ante todo, de lo que podían ser y les podía deparar el mañana, fuera el porvenir o el futuro. Es el origen de los relatos, y de las artes escritas, que culminan en el séptimo arte, el cine, y en el octavo arte, el cómic. Importantes cara a las historias de superhéroes, que tantas preguntas incorpora, trascendentes y enraizadas en el ser histórico del ser humano, revestido del barniz de la venganza y la violencia física. Unas realidades espectaculares tras las que late el alma humana y la vocación de narrar lo que puede ser, sin la necesidad de que quien no debe enterarse se de por aludido. Una técnica de decir sin contarlo todo, que tanto ha sido de uso corriente en la ciencia ficción, y, que, una vez más, es el vehículo por el que se expresan cosas que se quieren decir, historias que se quieren contar. Y que parte del pueblo quiere escuchar. Continúa leyendo Un último cuento y a dormir #releasethesnydercut

PuigdeMás de la Pradera

Sorprende, y no para bien, precísamente, todo el hecho de redimensionar a la dicotomía la realidad existente. Es del todo punto imprescindible conocer lo real, no hacerse trampas al solitario en la construcción de un relato sobre el que va a pivotar la actividad política presente y futura. Y esto pasa por superar el o tu o yo, el conmigo o contra mi, aspirando a incorporar la rica paleta de colores que existen y son muy reales, por más que no cupieran en los primeros receptores de televisión. Existen. Y sobre todo, se exige la valentía de decir lo que se hace, hacer lo que se dice, y, ante todo y sobre todo, no dar contenido a discursos para luego no llevarlos a la práctica. De ahí la necesidad de valorar el pragmatismo, y ser coherentes y consecuentes. Ni tu sobre mi, ni yo sobre ti, no impedir, no imponer. Continúa leyendo PuigdeMás de la Pradera

Puigdemont cobarde, gallina, capitán de las sardinas

Carles Puigdemont es un traidor. Un botifler. Y ese es su trabajo. Su función. Como lo sabemos? Pues verán. La fecha de autos, en donde se decidió expurgar de las listas a Jordi Xuclá, Carles Campuzano o Marta Pascal, esa reunión, se convocó, directamente, desde Waterloo, con 12 horas de antelación. Acudieron únicamente 138 personas de un quorum de 440 personas. Y que supuso la imposición de unos candidatos que no podrán serlo, en la práctica. Y lo saben. Por más que, en efecto, sean inocentes. Pero, ojo, eso no es precísamente bueno, sino todo lo contrario. Y en esa reunión no se dijo nada de la candidatura europea, que el propio Puigdemont anunció en sus redes sociales 10 minutos después. Polonia le retrató revisando una escena de “Los intocables de Elliot Ness”, maravillosamente plástica. Y es que lo suyo es mandar. Y sacrificar Catalunya y todo lo que haga falta en el altar de Baal para mantener… la desestructuración del nacionalismo democrático. Mandando el. Sin oposición. Por Catalunya, sin Catalunya. Continúa leyendo Puigdemont cobarde, gallina, capitán de las sardinas

Asalto Anfibio, Buque de proyección estratégica Juan Carlos I

A las cosas hay que llamarlas por su nombre. Y al barco de la marina real de las españas, en puridad, es un LHD, tal y como muestra en su insignia. Landing Helicopter Dock. Buque-muelle de aterrizaje para helicópteros. Es un elemento de origen estadounidense, y es algo de clase propia, per se. Los Estados Unidos cuentan con 8 unidades de estas. Francia 3. Egipto dos, de adaptaciones rusas. Y Australia tiene idea de hacer dos y Turquía uno, inspirándose en la nave en honor de “El Campechano”. Obviamente, de su clase, como buques anfíbios, hay algunos más. Resulta divertido ver a algunos hablar de portaaviones. Hala! Como si diera igual. Ya puestos, comparemos el Juan Carlos I con el John F. Kennedy, que entrará en sevicio el año que viene. 26 mil frente a 100 mil toneladas de desplazamiento. 231 metros de eslora frente a 332 metros. 32 metros de manga frente a 41. Una tripulación de 261 (con 1200 de tropas) frente a casi 5000. Obviamente la comparación tendría que se con los de su clase, como el USS Makin Island (LHD 8) o el USS Iwo Jima (LHD 7), y aún así, por supuesto, ganan de largo los americanos. Obviamente esto es un elemento de orgullo patrio. Y como tal nos lo traen a Getxo para que admiremos. Continúa leyendo Asalto Anfibio, Buque de proyección estratégica Juan Carlos I

PuigdeLlopis I de Waterloo

Carles Puigdemont i Casamajor. Si, como el personaje radiofónico del ínclito Javier Sardá. Pero esto no es una coña marinera. Es serio. Tanto que retengan este dato. Podría ser eurodiputado por el partido Nueva Alianza Flamenca, N-VA, sin despeinarse. Y sin que España pudiera decir nada. Pero no quiere. Es lo fácil. Nuestro Carlitos quiere ser eurodiputado por España. Y no por razones beatíficas, sino otras menos confesables. Y lo hace desde Waterloo. Derrota de Napoleón? Si. Pero no necesariamente. Pudo ganar. Si, es cierto. La cuestión es doble. Primera, que dos de sus generales, en su siesta, que necesitó, ya algo mayor y enfermo, hicieron lo que no debían. Y se lanzaron a lo loco. Permitiendo que las tropas de Wellington, que los tenía de corbata, aflojara con la llegada de los prusianos. Pero la otra, más importante, es para que. Cosa que se plantea Valery Giscard D’estaign, ex presidente de Francia, y de la convención europea para la constitución de la UE en 2003, en su libro sobre la Grande Armée y una historia alternativa de la toma de Moscú. Cual es el objetivo de las cosas y que se puede conseguir. En este caso, es, todavía una incógnita. PeaNuts, querido Charlie Brown. Continúa leyendo PuigdeLlopis I de Waterloo

Feminismo: La última bandera de la revolución

Académicamente entendemos el feminismo de muchas maneras. Hay muchas vertientes y variantes. Como un gran río del que fluyen fuentes vivas y otras ocasiones ya no lo son, cauces que se sacaron y corrientes nuevas. Como la ola del nuevo feminismo de mayo del 68. Conviene pues recordar que el feminismo como movimiento social no es único sino plural y rico, para bien y para mal, como el resto de movimientos sociales.

En lo que nos ocupa hoy el asunto esta en que aquellos y aquellas que perdieron la bandera del socialismo real, que han visto caer a China en el capitalismo salvaje sin los límites liberales occidentales pues políticamente siguen siendo dictadura comunista, los que ven como económicamente y diplomáticamente Estados Unidos ha terminado por ganar un tipo de guerra con Vietnam y donde las nuevas esperanzas comí Nicaragua, Bolivia o Venezuela se disuelven como un azucarillo mientras nos repiten el viejo mantra del auténtico escocés, solo parece y aparece como mirlo blanco aceptado por más allá de su parroquia el feminismo. Y hay que tenerlo muy en cuenta.

Las hay que quieren sobrepasar los límites de la lucha de la mujer por la igualdad. Como? Pues esta el sistema de cuotas, que si bien puede ser coyuntural y durante un tiempo concienciar y corregir un rumbo equivocado, no puede mantenerse en el tiempo porque puede llegar a conducir a una sociedad estamental. Feudalismo es, también, estamental. Que se lo pregunten a las Cortes de Navarra, por ejemplo. Pretenden unificar el feminismo desde un solo foco aglutinador: el suyo. Y es tarea de las mujeres conocedoras de la academia, que las hay, desmentir ese punto. Como ocurre con el pacifismo o el ecologismo. Y es que por otra parte cuando se habla de heteropatriarcado y de opresión de la mujer, más allá de discursos floridos, hay que poner indicadores en tanto que en un momento sean superados. La vocación del feminismo no puede ser la de cronificar un tema que cual capas de cebolla, a la inversa, en políticas cuantitativa y cualitativamente ineficaces se vayan incorporando capas superpuestas hasta que… Hay que tender a dar soluciones a los problemas. Con métodos científicos. Y respeto a las reglas de juego. Entre ellas el valor Supremo de la igualdad junto a la libertad 🗽 y no la igualdad de la granja de Orwell y del cerdo napoleón. Esto es porque las hay que vinculan el heteropatriarcado con el capitalismo. Entonces, sin decirlo, el feminismo sería anticapitalista. Y también vinculan feminismo con pacifismo y ecologismo. Y volvemos al viejo mito del falso escocés. Porque cuando se les dice que hay mujeres que han ido contra la paz y el equilibrio natural te dicen que no son auténticas mujeres. Y finalizo simplemente resumiendo que en un movimiento de aceptación y repercusión como la que tiene el fenómeno del feminismo, como tantas otras veces, hay gente interesada en pescar como sea en respuesta última a tapar sus propios fracasos históricos. Y sin desmerecer las causas objetivas que existen para que las mujeres reclamen libertad 🗽 e igualdad en la sociedad, son ellas mismas las que deben depurar aquellos elementos que quieren cual lemures enfurecidos volverlas a llevar al precipicio de la historia, y decirles que el feminismo es tan plural como las mujeres que lo componen. Imponer unicidad en pluralidad es dictadura. Y la bandera de la dictadura del proletariado ya se les calló. Por eso solo les queda intentar que el feminismo sea su última bandera para la revolución.

“Si no fuera por la gravedad de los atropellos, sería una caricatura, una Tirania propia de Mortadelo y Filemón”

  1. Ion Andoni del Amo es concejal de eHBildu en Durango

    ¿A que se debe el desplome de la izquierda abertzale en las anteriores elecciones generales?

Habría que matizar varias cosas en la formulación de la pregunta. En primer lugar, supongo que te refieres a EH Bildu, y eso es algo más que la izquierda abertzale, es un frente amplio de izquierda soberanista. En segundo lugar, no creo que pueda hablarse de desplome, si bien hay un retroceso muy importante. En todo caso, se trata de unas elecciones en un contexto excepcional, en las que se produce una movilización de voto útil hacia Podemos primero, y Unidos Podemos después, con el objetivo de expulsar a Rajoy y el PP tras un periodo marcado por los recortes, las políticas antisociales y la movilización social de protesta. Esto afecta también al PNV o PSE, y de forma especial a EH Bildu, cuyo electorado es más de izquierdas y sensible a estos atropellos sociales.

Se trata de un caso muy excepcional, si bien apunta a un fenómeno de fondo: una mayor movilidad y utilización estratégica del voto (y una mayor exigencia por parte de la gente). Supone, al tiempo, un cambio en la dimensión temporal, consecuente con unas estructuras sociales y un capitalismo en el que nada es a largo plazo: los elementos coyunturales adquieren en ocasiones más peso que la dimensión más estratégica e ideológica de largo plazo. Digamos que se separan: alguien puede votar Podemos en un momento electoral muy concreto, sin dejar por ello de apostar por la independencia a largo plazo, y sin que esto suponga más que un voto estratégico puntual. Esto hace unos años era más dificil. Continúa leyendo “Si no fuera por la gravedad de los atropellos, sería una caricatura, una Tirania propia de Mortadelo y Filemón”